Internacional

Absuelve la corte al expresidente Mubarak

Por marzo 3, 2017 Sin comentarios

La Corte de Apelaciones de Egipto decidió el día de ayer absolver al expresidente Hosni Mubarak de la muerte de 239 manifestantes, durante las revueltas registradas en enero de 2011 que lo llevaron a su renuncia.

El Tribunal de casación rechazó el recurso de apelación presentado por la Fiscalía, que pidió repetir el llamado “Caso del siglo” sobre la implicación del expresidente en el asesinato de cientos manifestantes durante el levantamiento popular de 2011.

El magistrado Ahmed Abdelqauai consideró que “no hay necesidad de juzgar de nuevo a Mubarak porque ya hay una sentencia definitiva en este caso”, según un reporte de la Agencia de Noticias de Medio Oriente (MENA).

El exmandatario, que dejó el poder en febrero de 2011 tras 18 días de protestas de miles de manifestantes que exigían su renuncia, fue condenado en 2012 a cadena perpetua por su culpabilidad en la muerte de cientos de personas, aunque dos años después fue absuelto de todos los cargos.

Mubarak fue acusado de incitar a la muerte de cerca de 900 manifestantes durante la ola de protestas desatadas el 25 de enero de 2011, en el marco del “Despertar árabe”, que lo obligó a renunciar, tras permanecer por más de 30 años en la presidencia.

“La Cámara Superior de Apelaciones de Egipto ha encontrado a Hosni Mubarak inocente de la implicación en el asesinato de manifestantes durante el levantamiento de 2011”, destacó el fallo, emitido ayer jueves después de una extensa audiencia.

Durante su comparecencia de ayer jueves, el exmandatario negó todos los cargos respondiendo con un escueto: “nunca”, a las preguntas del fiscal sobre su implicación en la muerte de los manifestantes.

Pero la absolución del exdictador fue recibido con amargura por los familiares de las víctimas de la revuelta popular.

Efe

Condena

Pese a la absolución, el expresidente debe cumplir con:

⇒ Una condena de tres años de prisión, dictada en 2015.

⇒ Por responsabilidad en cargos de corrupción y la apropiación ilegal de fondos públicos.