Internacional

Afroamericanos no se esfuerzan en trabajar con Trump: Manigault

Por abril 28, 2017 Sin comentarios

Omarosa Manigault, exparticipante del programa “The Apprentice” que ahora funge como enlace del presidente Donald Trump con la comunidad negra, dice que los activistas afroestadounidenses no se están esforzando lo suficiente para trabajar con el nuevo gobierno.

La asistente de la Casa Blanca señaló lo anterior en una entrevista con The Associated Press el jueves antes de participar en la convención anual de una organización activista fundada por el pastor Al Sharpton.

“Nosotros estamos aquí esperando, dispuestos a trabajar con la comunidad”, dijo Manigault cuando se le preguntó sobre las acciones de Trump para cortar programas que benefician a las minorías. “Este presidente quiere involucrarse. Espera una respuesta”.

Manigault estuvo más mesurada por la tarde cuando se presentó ante cientos de activistas negros, quienes, al igual que los votantes afroestadounidenses en todo el país, se opusieron en forma abrumadora en noviembre del 2016 a que Trump llegara a la presidencia.

Varios participantes rechazaron pronunciar el nombre del presidente en las sesiones de la convención, y se refirieron al 45to mandatario en la historia del país sólo por ese número. Trump obtuvo únicamente 8% de los votos de la comunidad negra, según las encuestas a boca de urna.

“Estoy lista”, dijo Manigault a la multitud mientras algunos murmuraban su desaprobación. “Sé en lo que me metí, y nunca tengo miedo”.

Insistió en que ha pasado sus primeros 100 días en Washington luchando por la comunidad afroestadounidense, e hizo notar que Trump se ha reunido con la bancada negra en el Congreso y con los presidentes de colegios y universidades donde históricamente han predominado los estudiantes negros.

Manigault hizo un llamado a los líderes afroestadounidenses a que también ayuden a las instituciones en problemas.

“Mientras yo lucho por ustedes desde la Casa Blanca, necesito que ustedes luchen afuera”, dijo desde el podio de un salón de un hotel en Manhattan.

La audiencia escuchó a Manigault sin interrupción. Después, desde el mismo podio, Sharpton expresó su escepticismo.

Hizo notar que el presupuesto propuesto por Trump incluye menos dinero para las instituciones históricamente negras que en el último año de la presidencia de Barack Obama. Otros se quejaron previamente de que Trump planea cancelar programas de capacitación, educación y servicios médicos que benefician a las minorías.

Sharpton le dijo a Manigault que le lleve un mensaje al nuevo presidente cuando regrese a Washington.

“Deseo que el presidente nos respete”, afirmó Sharpton, y calificó los acercamientos previos de Trump a la comunidad negra como poco más que oportunidades para sacarse la foto. “Nosotros, como negros y mujeres, estamos viendo un desastre en Washington, D.C. en los primeros cien días”.