Nacional

‘Ahorcan’ créditos caros a Pymes: OCDE

Por abril 22, 2017 Sin comentarios
Nacional

‘Ahorcan’ créditos caros a Pymes: OCDE

Por abril 22, 2017 Sin comentarios

Los créditos para las pequeñas y medianas empresas (Pymes) en México cuestan más que los de las compañías grandes, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), aunque es una situación que se replica en otros países.

El estudio “Financiamiento a Pymes y emprendedores 2017” dice que a pesar de que mejoraron las condiciones bancarias de los créditos en cuanto a plazos, tasas de interés y términos, hay muchas firmas que luchan por obtener un financiamiento acorde a sus necesidades.

Para las grandes firmas mexicanas la tasa de interés promedio fue de 6 % en 2015 para un crédito simple revolvente. Sin embargo, para una Pyme el porcentaje osciló entre 10 % y 11 %, mientras que las tarjetas de crédito de negocios son el servicio más caro al que pueden acceder las pequeñas y medianas empresas, con una tasa de 13.43 %.

En 2009 las tasas fueron superiores a las actuales, pero la tendencia de cobrar más a las Pymes se mantiene. En ese año, para una gran firma la tasa promedio fue de 12 %; para una pequeña empresa, 8 %.

“Hay una amplia brecha entre los costos de los créditos a las Pymes y las grandes empresas. En general, en la OCDE la tasa de interés promedio que se cargó a una Pyme en 2008 fue 14.9 %, más alta que a una gran empresa”, indica el estudio.

Para los negocios de menor tamaño en el país hay pocas alternativas de financiamiento. Por ejemplo, el capital de riesgo es un producto muy joven, que en 2015 involucró 109 millones de dólares.

Pese a las dificultades que enfrentan las Pymes para obtener créditos, se incrementó el número de pequeños negocios que obtienen préstamos bancarios.

De 2009 a 2014 la cifra de beneficiados subió de 248 mil a 316 mil, aunque en México hay 4 millones de empresas de menor tamaño.

Archivo

Los créditos para las pequeñas y medianas empresas (Pymes) en México cuestan más que los de las compañías grandes, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), aunque es una situación que se replica en otros países.

El estudio “Financiamiento a Pymes y emprendedores 2017” dice que a pesar de que mejoraron las condiciones bancarias de los créditos en cuanto a plazos, tasas de interés y términos, hay muchas firmas que luchan por obtener un financiamiento acorde a sus necesidades.

Para las grandes firmas mexicanas la tasa de interés promedio fue de 6 % en 2015 para un crédito simple revolvente. Sin embargo, para una Pyme el porcentaje osciló entre 10 % y 11 %, mientras que las tarjetas de crédito de negocios son el servicio más caro al que pueden acceder las pequeñas y medianas empresas, con una tasa de 13.43 %.

En 2009 las tasas fueron superiores a las actuales, pero la tendencia de cobrar más a las Pymes se mantiene. En ese año, para una gran firma la tasa promedio fue de 12 %; para una pequeña empresa, 8 %.

“Hay una amplia brecha entre los costos de los créditos a las Pymes y las grandes empresas. En general, en la OCDE la tasa de interés promedio que se cargó a una Pyme en 2008 fue 14.9 %, más alta que a una gran empresa”, indica el estudio.

Para los negocios de menor tamaño en el país hay pocas alternativas de financiamiento. Por ejemplo, el capital de riesgo es un producto muy joven, que en 2015 involucró 109 millones de dólares.

Pese a las dificultades que enfrentan las Pymes para obtener créditos, se incrementó el número de pequeños negocios que obtienen préstamos bancarios.

De 2009 a 2014 la cifra de beneficiados subió de 248 mil a 316 mil, aunque en México hay 4 millones de empresas de menor tamaño.

Archivo