Nacional

Alertan de heroína de México

Por marzo 3, 2017 Sin comentarios

Los narcotraficantes mexicanos ya penetran todos los mercados de la costa este de Estados Unidos como Nueva York y Washington con una “heroína blanca” altamente pura, alertó el FBI.

“Los traficantes mexicanos han entrado al negocio de la heroína y han acortado las líneas de transportación”, advirtió James Comey, el director del FBI, en un foro en Richmond, Virginia.

“Pero aún más preocupante: están cultivando sus propias amapolas de altitud en el sur y el suroeste de México, acortando las líneas de transportación aún más”, destacó el funcionario.

“Se puede encontrar la heroína mexicana altamente pura, heroína blanca, especialmente en la parte este de Estados Unidos en todos lados. Ellos (los traficantes) han vendido heroína con pérdidas con tal de ganar participación de mercado en todo el país”, explicó Comey.

La heroína mexicana alcanza un 57 por ciento de pureza; la colombiana, 31 por ciento, según autoridades estadounidenses.

Entre el 90 por ciento y el 94 por ciento de la heroína consumida en Estados Unidos proviene de México, donde se espera que los cultivos de opio sigan creciendo en el futuro próximo pese a los “esfuerzos” del Gobierno mexicano para combatir a las organizaciones narcotraficantes, informó ayer el Departamento de Estado.

La cifra, una estimación basada en datos de inteligencia e incautaciones de droga, la proporcionó el secretario de Estado adjunto de Estados Unidos para Narcóticos y Asuntos de Seguridad, William Brownfield, al presentar el informe anual del Departamento de Estado sobre el narcotráfico en el mundo.

El informe anual sobre drogas del Departamento de Estado cita a México como uno de los mayores productores de “heroína, marihuana y drogas sintéticas con destino a Estados Unidos”.

Las tendencias estadísticas sugieren que el cultivo ilícito de amapola del opio seguirá creciendo. Ese aumento de producción encaja con el auge de demanda en Estados Unidos, que vive “su peor crisis de adicción a la heroína y los opiáceos en más de 60 años”, reconoció Brownfield.