Nacional

Anuncia Yunes plan anticrisis

Por diciembre 13, 2016 Sin comentarios

Tras declarar a Veracruz en emergencia financiera, el gobernador Miguel Ángel Yunes anunció una serie de acciones para hacer frente a la crisis, entre las que destacan un plan de austeridad, la recomposición del presupuesto 2017, la recuperación de bienes y una solicitud para eliminar regidurías.

“Hago un llamado al pueblo de Veracruz a la comprensión y solidaridad frente a las difíciles medidas que tendremos que tomar; demando al Gobierno federal respuesta positiva a las reiteradas solicitudes de encontrar de manera conjunta soluciones a esta inédita crisis”, señaló.

En conferencia de prensa, dio a conocer que solicitará al Congreso del estado modificar el modelo financiero del Gobierno para equilibrar el ingreso y el gasto, así como rehacer el presupuesto para el próximo año pues, dijo, contempla un déficit de 21 mil millones de pesos.

“Presentaré un respetuoso exhorto al Gobierno del estado para que haga una profunda revisión de esa iniciativa del Presupuesto presentada por el Gobierno que me antecedió, la razón por la cual los egresos son mayores que los ingresos es porque existe un desequilibrio en las finanzas del estado”, señaló.

Yunes adelantó la creación de un área específica en la Fiscalía de Estado para investigar, promover sanciones y recuperar bienes y recursos en México y el extranjero, adquiridos mediante actos de corrupción.

Asimismo, dijo, se revisarán todas las nóminas gubernamentales a efecto de que quien no trabaja, no cobre, y se fincarán responsabilidades administrativas y penales tanto a los “aviadores” como a los funcionarios que lo permitieron.

También se revisarán las estructuras orgánicas a fin de evitar duplicidad de funciones, y se utilizarán esquemas de consolidación de compras, contrataciones, arrendamientos y servicios para lograr ahorros “sustantivos”.

Igualmente se cancelarán todos los permisos y comisiones de trabajadores del estado que se encuentran al servicio del sindicato; se reducirán “radicalmente” gastos de comunicación social, viáticos y gastos de representación.

El mandatario estatal afirmó que no utilizará la Casa Veracruz –residencia del Gobernador–, pues el costo anual de mantenimiento asciende a 60 millones de pesos, lo que calificó como agravio a los veracruzanos.

“Revisaremos con detalle las cuentas por pagar, aquellas que hayan derivado de actos de corrupción, no se pagarán y se procederá penalmente contra quienes intenten cobrarlas; se renegociará la deuda del estado con los bancos y se mejorarán sus condiciones”, apuntó.

Yunes indicó que envió un exhorto al Legislativo para que se eliminen 236 regidurías en los 212 ayuntamientos del estado, para generar un ahorro de 137 millones de pesos anuales, más de 550 millones en el siguiente cuatrienio.

“Pongo como ejemplo a Orizaba, tiene cinco ediles y funciona perfectamente bien, hay municipios que tienen 15 ediles y que funcionan no tan bien”, aseveró.

Señaló que también enviará al Congreso del estado un paquete de reformas para prevenir y combatir la corrupción, en el marco del Sistema Nacional Anticorrupción, incorporando medidas de supervisión avanzadas.

Yunes garantizó a los burócratas que, a pesar del hueco financiero, el estado cumplirá con sus obligaciones a través de un programa que permita pagar sus sueldos y prestaciones, al tiempo que garantice la operación de funciones básicas como seguridad pública, salud y apoyos alimentarios.

Agencia reforma

Pactaron pago secreto de deuda en Tamaulipas

El gobierno de Tamaulipas, encabezado por Francisco Javier García Cabeza de Vaca, descubrió que las administraciones anteriores comprometieron los ingresos captados a través del Impuesto Sobre la Nómina (ISN) para los próximos 30 años.

En una reunión con empresarios de la entidad, el gobernador panista explicó que para lograrlo, crearon un fideicomiso privado, sin que se informara de éste a ninguna instancia, entre ellas al Congreso local.

Destacó que al revisar la información financiera, el gobierno estatal detectó que 75 % del ISN que se recauda se destina al pago de la deuda -contraída durante la administración del exgobernador priista Eugenio Hernández en 2009- por 6 mil millones de pesos, con un plazo de pago durante 30 años.

“Esa deuda quedó amparada bajo la figura de un Fideicomiso Irrevocable de Administración y Pago, a un costo financiero de la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) más 1.15 %”, destaca la información.

De esa manera, el costo mensual de la deuda es de 40 millones de pesos para el gobierno de Tamaulipas.

Además, de 2009 a la fecha han sido erogados 3 mil 547 millones de pesos al fideicomiso y sólo se ha amortizado 5.99 % del total de los 6 mil millones de pesos, es decir 359 millones de pesos.

La administración actual no ha podido determinar a qué áreas o programas se destinaron los 6 mil millones de pesos de deuda.

Plantea Corral pedir prestado a IP

Ante la crisis financiera en Chihuahua, el gobernador Javier Corral anunció que contempla pedir prestado a empresarios de la entidad, sin intereses. “Las finanzas del estado pues están complicadas”, dijo Corral, quien espera que esta semana el Gobierno federal dé una respuesta a la petición de recursos para el gasto corriente de lo que resta del año.

Agregó que una vez que tengan definido si apoyarán al Gobierno de Chihuahua o no, o qué les ofrecieron, dará a conocer las medidas a que recurrirá para cumplir con los pagos a empleados. “De entrada estamos pensando en la posibilidad de pedir a los empresarios de Chihuahua que nos adelanten el pago de algunos impuestos estatales, pues para poder salir en diciembre”, adelantó Corral. “Y obviamente también está planteada la posibilidad de que pidamos préstamos a algunos empresarios de este estado, en contratos transparentes, sin intereses, a seis, siete, ocho meses, para poder salir con nuestras finanzas al 31 de diciembre”, subrayó. El mandatario anotó que para el 15 de diciembre debe pagar aguinaldos.