Nacional

Arman respuesta a deportaciones

Por diciembre 19, 2016 Sin comentarios

El presidente Enrique Peña Nieto anunció que su Gobierno prepara una estrategia ante la posibilidad de que ocurran deportaciones masivas de migrantes desde Estados Unidos, tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. En respuesta a las preguntas parlamentarias enviadas por el Senado, el jefe del Ejecutivo informó que iniciará negociaciones con ocho secretarías de su Gabinete para incorporar a los connacionales a diversos programas de apoyo en materia social y económica.

“Respecto a las deportaciones masivas,si bien no se puede controlar lo que sucederá, sí podemos decidir cómo responder”, dijo.

“El Gobierno de México lo hará con sentido estratégico y siempre poniendo la defensa de los intereses del país y de los mexicanos como prioridad”.

Peña Nieto detalló que se contempla la posibilidad de que los migrantes deportados sean inscritos en programas como el Seguro Popular y Empleo Temporal, y canalizados para acceder a créditos o mejoramiento de vivienda. La lista de medidas incluye apoyos productivos para el campo y capacitación financiera. El presidente informó se busca revalidar los estudios de menores y darles acceso a educación continua para facilitar su transición. También planteó que ingresen a fondos de apoyo para migrantes o productivos de emprendedores.

Entre las medidas se propone canalizar a los migrantes a centros comunitarios o para la atención de adicciones y víctimas del maltrato o la violencia. En la estrategia participarán las secretarías de Salud, Trabajo, Educación, Hacienda, Desarrollo Social, Agricultura, Economía y Desarrollo Territorial y Urbano. En el documento entregado al Senado, el presidente asegura que las declaraciones realizadas por Trump sobre el TLC son tomadas en serio por su administración.

“El Gobierno de México está atento a la política comercial que define el presidente electo de Estados Unidos”, señaló. “Sin duda, tomamos con seriedad las declaraciones durante la campaña presidencial y estamos listos para entablar un diálogo amplio al respecto con Estados Unidos y Canadá”. El mandatario manifestó que México está listo para construir una nueva agenda bilateral que dé continuidad a la integración comercial desarrollada desde hace más de 20 años. Por otro lado, al responder a los cuestionamientos de la bancada del PAN, el presidente defendió la invitación que hizo a Trump para visitar México, en agosto pasado.

“El diálogo que se tuvo con el entonces candidato republicano y hoy presidente electo de Estados Unidos ocurrió en el contexto de una estrategia integral y de largo plazo para fortalecer la posición en intereses de México y los mexicanos en Estados Unidos”, señaló. Según Peña Nieto, gracias a esa estrategia integral se lograron fortalecer vínculos y nivel de interlocución política con“una amplía gama” de actores de todos los sectores y todos los niveles del vecino país, además de promover el peso de la relación bilateral y las aportaciones de los mexicanos a esa nación.

Obama deportó a miles

Un total de 242 mil 456 ciudadanos mexicanos fueron deportados por el gobierno del presidente Barack Obama en el año fiscal 2015, un número mayor que los inmigrantes de cualquier otra nacionalidad,de acuerdo con cifras oficiales. Las deportaciones de mexicanos representaron el 72.7 por ciento del total de 333 mil 341 inmigrantes removidos de Estados Unidos en el pasado año fiscal, que abarca desde el primero de octubre de 2014 hasta el 30 de septiembre de 2015. Del total de mexicanos deportados,más de 106 mil obedecieron a casos criminales y el resto, unos 136 mil a ofensas no criminales, según las cifras del Departamento de Seguridad Nacional(DHS).

Aunque las deportaciones totales del presidente Barack Obama para el año fiscal 2015 representaron su menor número desde 2007,lasdeportacionesdemexicanossignificaronunaumentorespectodelas176mil968delañofiscal2014. Al rededor de 2.9 millones de inmigrantes indocumentados mexicanos han sido deportados por el presidente Obama entre 2009 y 2015, siendo 2013 un año récord con 435 mil, de acuerdo con un análisis del Centro de Investigación Pew. Aunque Obama llegó a la Casa Blanca con la promesa de promover una reforma migratoria desde su primer año de mandato en 2009, al final deportó un mayor número de mexicanos que los dos millones durante los ocho años del gobierno de George W. Bush.