Internacional

Ataques aislados en provincia de Alepo donde prevalece la calma

Por diciembre 24, 2016 Sin comentarios

Ataques aislados se registraron hoy en la provincia septentrional siria de Alepo, donde, no obstante, prevalece la calma desde que se alcanzó un acuerdo la semana pasada para la salida de civiles y combatientes de su capital homónima.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos cinco personas, entre ellas tres de una misma familia, murieron hoy por bombardeos de aviones no identificados contra la localidad de Al Atareb, bajo el control de facciones insurgentes y en el oeste de la región.

Ayer, hubo ataques similares en la misma zona, donde al menos tres combatientes fallecieron y varios resultaron heridos.

Estos son los primeros bombardeos que tienen lugar en el oeste de la provincia después de que el pasado jueves culminara el proceso de evacuación de los rebeldes y sus familias de los barrios asediados del este de Alepo a la parte occidental de la región, en manos de grupos armados opositores.

La evacuación se desarrolló tras un mes de ofensiva del Ejército sirio, que acabó arrinconando a los insurgentes en el sureste de la urbe, lo que obligó a los rebeldes a aceptar un acuerdo para su salida de la localidad.

Precisamente, la población de Al Atareb ha recibido a miles de personas que han abandonado el este de Alepo.

Mientras, en el interior de la ciudad, al menos dos personas perecieron y otras quince resultaron heridas por una fuerte explosión en el distrito de Al Sukari, uno de los barrios orientales retomados por los efectivos gubernamentales.

El estallido ocurrió cuando grupos de civiles inspeccionaban sus viviendas en el barrio, de donde huyeron de los bombardeos, según presenció un Efe.

Tras la detonación, se oyeron tiroteos en el este de la localidad.

La agencia de noticias oficial SANA confirmó que hubo dos muertos y 33 heridos por una explosión en un almacén de municiones y varios artefactos dejados atrás por “organizaciones terroristas” en Al Sukari.

Entretanto, las fuerzas leales al presidente Bachar al Asad continúan limpiando las áreas que estaban en poder de los rebeldes de artefactos y minas.

El Observatorio apuntó que las autoridades han hallado decenas de cadáveres de efectivos gubernamentales, que perdieron la vida durante las hostilidades contra grupos islámicos en el barrio de Al Sheij Said, en el sureste, días antes de que entrara en vigor la tregua declarada el pasado 15 de diciembre.

Ese alto el fuego forma parte del pacto logrado entre las partes, que propició la evacuación de los rebeldes y civiles de la parte oriental.

De acuerdo a datos del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), unas 35.000 personas abandonaron los barrios sitiados del este de Alepo desde el inicio de la operación el pasado día 15 hasta este jueves por la noche, cuando las Fuerzas Armadas Sirias declararon que Alepo estaba “libre de terroristas”.

Pese a esta derrota, el coordinador de los rebeldes en Alepo, Abdelmoneim Zainedín, rehúso hablar de fracaso en declaraciones telefónicas a Efe.

“Los revolucionarios queremos aclarar la situación general.

Rusia, el régimen y algunos países hablan de que los revolucionarios perdieron Alepo, pero el régimen solo controla el 15 % de la provincia”, recordó.

Afirmó que actualmente el distrito de Yamiat Zahrá, en el extrarradio occidental de Alepo, así como áreas del sur y el oeste de la región están dominadas por los insurgentes; mientras que, agregó, en el norte están la coalición kurdo-árabe Fuerzas de Siria Democrática (FSD) y el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Además, según él, “quien dice que después de la ciudad de Alepo vendrá Idleb miente”, porque los rebeldes todavía controlan “el 31 % de la provincia”, zanjó.

El dirigente opositor adelantó que los insurgentes continuarán sus ataques en todas partes, desde Idleb hasta Hama, pasando por el norte de la provincia costera de Latakia y Alepo.

“Hay muchas batallas abiertas en muchas zonas y seguiremos resistiendo”, auguró.

Asimismo, negó que haya conversaciones, como han afirmado algunos grupos rebeldes, para ampliar el alto el fuego en la localidad de Alepo a todo el país.

“Las facciones no confían en la parte rusa y la iraní, porque hablan de alto el fuego pero luego bombardean”, lamentó.