Internacional

Aumentan desafíos legales contra veto

Por marzo 10, 2017 Sin comentarios

Los desafíos legales contra las restricciones migratorias corregidas del presidente Donald Trump aumentaron ayer jueves cuando las autoridades del estado de Washington indicaron que renovarían su petición para bloquear el decreto y un juez aceptó la solicitud de Oregon para unirse al caso.

Las medidas se dieron un día después que Hawái presentara su propia demanda, y el fiscal general del estado de Washington, Bob Ferguson, señalara que el estado de Nueva York también pidió sumarse al recurso legal estatal. La fiscal general de Massachusetts, Maura Healey, dijo que el estado se une a otros que desafían las restricciones migratorias actualizadas.

Washington fue el primer estado en presentar una demanda contra la restricción original, lo que llevó al juez James Robart en Seattle a frenar su implementación a nivel nacional. Ferguson anunció que el estado pediría a Robart decretar que la orden de suspensión temporal contra la primera restricción migratoria se aplicará a la versión actualizada de Trump.

“Mi mensaje al presidente Trump es -no tan rápido”, declaró Ferguson. “Después de pasar más de un mes corrigiendo un decreto inservible que se apresuró a poner en vigor, las nuevas restricciones del presidente reincorporan varias de las mismas cláusulas y tiene los mismos motivos ilegales que la original”.

Ayer jueves, Robart aceptó la petición de Oregon para unirse a Washington y Minnesota en el caso que se opone a las restricciones migratorias.

La fiscal general de Oregon, Ellen Rosenblum, explicó que el decreto ha afectado a Oregon, sus residentes, empleados, agencias, instituciones educativas, sistema de atención médica y su economía.

Las restricciones migratorias actualizadas suspenden la emisión de nuevas visas para ciudadanos de seis países: Somalia, Irán, Siria, Sudán, Libia y Yemen.

Detalles

La actualización del veto:

⇒ Frena temporalmente el programa de refugiados de Estados Unidos.

⇒ Elimina toda expresión que otorgaría prioridad a las minorías religiosas.