Nacional

Avalan hasta 30 años de cárcel por tráfico de armas

Por diciembre 15, 2016 Sin comentarios

El pleno del Senado de la República aprobó una reforma que sancionará hasta con 30 años de cárcel a quien introduzca al territorio nacional en forma clandestina armas de fuego.

En la última sesión ordinaria del periodo se aprobaron con 89 votos a favor y uno en contra las reformas al Código Penal Federal, del Código Federal de Procedimientos Penales y de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, que endurecen las actuales penas de cárcel y multas económicas a la posesión, acopio y tráfico de armas en el país.

Además, se prevén de 10 a 15 años de cárcel y 700 Unidades de Medida y Actualización de multa, así como el decomiso, a los comerciantes en armas, municiones y explosivos, que los adquieran sin comprobar su procedencia legal.

Se sancionará con penas de tres a siete años de prisión a quien porte un arma sin tener la licencia correspondiente emitida por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

La reforma contempla de cuatro a 10 años de prisión y multa de 200 a 600 Unidades de Medida de Actualización, así como el decomiso, a los comerciantes en armas, municiones y explosivos, que los adquieran sin comprobar su procedencia legal.

Además, la reforma aprobada y turnada a la Cámara de Diputados, crea un nuevo marco regulatorio en el que se reclasifiquen las figuras penales, se incremente la punibilidad y la sanción administrativa, por los actos y omisiones establecidos en la legislación penal federal en lo relativo a la portación y posesión, almacenamiento, compra-venta, tráfico, transportación, uso y destino de armas.

También se disminuye la opacidad y transparenta la aplicación de los criterios, en el otorgamiento de las licencias y permisos para la posesión y portación de armas de fuego, cartuchos y explosivos.

En tribuna, el presidente de la Comisión de Justicia, Fernando Yunes Márquez, expuso que esta reforma propone establecer la seguridad y el control de las armas de fuego, a efecto de endurecer las penas por su portación, comercialización y uso para proteger la seguridad pública, la interior y nacional.

El senador panista Jorge Luis Preciado Rodríguez, quien fue el único que votó en contra, lamentó que no se haya aprobado la iniciativa que impulsa y que establece la posibilidad de que ciudadanos puedan portar armas en sus vehículos y negocios.

Crítico que ante ello muchos ciudadanos tengan que armarse de manera ilegal para defender sus negocios y familia, así como el hecho de que solo en la Ciudad de México exista una tienda de la Sedena donde se pueden comprar armas legalmente y tramitar el permiso correspondiente.