Internacional

Celebra Francisco la misa de Nochebuena

Por diciembre 25, 2016 Sin comentarios

El Papa Francisco recordó a los niños que se refugian bajo los bombardeos o viajan en barcazas y aquellos que en Navidad no tienen juguetes, sino armas, en su homilía de la misa del Gallo, celebrada en la basílica de San Pedro.

 

Ante las cerca de 10 mil personas que abarrotaron San Pedro, Francisco recordó que hoy la Iglesia celebra el nacimiento de Jesús, que eligió nacer en un lugar humilde y lejos de los fastos y les invitó a vivir la Navidad de una manera sencilla.

Pidió a los fieles que escuchen a “los niños que, hoy, no están recostados en una cuna ni acariciados por el afecto de una madre ni de un padre, sino que yacen en los escuálidos pesebres donde se devora su dignidad: en el refugio subterráneo para escapar de los bombardeos, sobre las aceras de una gran ciudad, en el fondo de una barcaza repleta de emigrantes”.

Continuó: “Dejémonos interpelar por los niños a los que no se les deja nacer, por los que lloran porque nadie les sacia su hambre, por los que no tienen en sus manos juguetes, sino armas”.

Francisco explicó que “el misterio de la Navidad” es que por un lado “es luz y alegría” y por otro “interpela y golpea” porque “es al mismo tiempo un misterio de esperanza y de tristeza”.

Añadió que la Navidad “Lleva consigo un sabor de tristeza, porque el amor no ha sido acogido, la vida es descartada” y puso el ejemplo de “José y a María, que encontraron las puertas cerradas y pusieron a Jesús en un pesebre, porque no encontraron sitio en la posada”.

 VISITA A BENEDICTO XVI PARA SALUDARLO El Papa Francisco visitó ayer a su predecesor, el Papa emérito Benedicto XVI, en su residencia del Vaticano, el monasterio “Mater Ecclesiae” para saludarlo por la Navidad. La sala de prensa del Vaticano informó que el encuentro entre ambos tuvo lugar la víspera, como cada año. “El gesto se inserta en la sencillez de la relación cotidiana entre el santo padre y el Papa emérito”.

El pontífice continuará las celebraciones de Navidad este domingo 25 de diciembre al mediodía cuando se asomará al balcón central de la Basílica de San Pedro, la Logia de las Bendiciones, desde donde saludará a una multitud congregada en la Plaza Vaticana.

Desde allí saludará a la Navidad y dirigirá la bendición “Urbi et Orbi” (A la ciudad y al mundo).

AP

Refugiados, Navidad

Sin esperanza

Cuando el millar de refugiados yazidíes terminó de subirse a los autobuses, la nieve comenzó a caer cubriendo las tiendas de campaña. Es la última imagen que tiene Roland Schoenbauer, trabajador de la ACNUR en Grecia, de un campamento en el monte Olimpo que la organización consiguió evacuar hace unos días, al inicio de la ola de frío que azota el país. Los yazidíes al menos podrán dormir en hoteles y apartamentos desocupados. Unos 50 mil refugiados e inmigrantes huidos de la guerra, la persecución y la miseria de países como Siria, Irak o Afganistán continúan atascados en Grecia. La cantidad es estable porque desde la primavera las fronteras con el norte están cerradas y se han frenado las entradas por el Mediterráneo mediante el pacto firmado por Ankara y Bruselas, que convierte a los turcos en guardianes de la fortaleza europea.

Los refugiados están atascados a la espera de que el resto de países de la Unión Europea cumplan al fin su promesa de recibirlos según unas cuotas ya fijadas. El frío acentúa la frustración que sienten estas miles de personas, condenadas a pasar los días sin la posibilidad de hacer nada más que dormir y esperar. “Mediante una campaña de invierno, coordinada por el gobierno griego, hemos intentado mejorar sus condiciones”, explica Schoenbauer. “En los 15 campos que gestiona la ACNUR hemos reemplazado las tiendas por contenedores más resistentes, pusimos desagües, electricidad, y calefacción en los edificios, pero las condiciones son muy duras. Son miles de personas al aire libre, con mucho frío. La situación es especialmente mala en los campos de las islas griegas, completamente masificados. Da mucho que pensar sobre cómo se están comportando los gobiernos de Europa en esta crisis”, dice. En medio del drama diario, la celebración de las navidades se vuelve un asunto muy secundario. “La inmensa mayoría de los refugiados son musulmanes. Pero es cierto que hay también familias cristianas para las que es importante, y están lejos de sus países y sin esperanza. Oficialmente no se celebra nada muy grande, pero sí hay pequeñas iniciativas de ONG que hacen fiestas o llevan a los niños de excursión para que durante unas horas tengan un panorama distinto”, cuenta Schoenbauer. A falta de juguetes, en los campos se han repartido 200 mil mantas e impermeables.

AP

Rechazan una pesquisa

La Orden de Malta se queja:

⇒ Tachó de ‘inaceptable’ la decisión del Papa Francisco de abrir una investigación sobre la destitución de un alto cargo.

⇒ Francisco nombró el jueves una comisión de cinco miembros para investigar la salida de Albrecht von Boeselager.