Internacional

Comienzan ciudadanos y rebeldes a salir de Alepo

Por diciembre 20, 2016 Sin comentarios

Twitter / @AlabedBana

Un frágil alto el fuego volvía a imponerse ayer lunes en Siria, mientras varios autobuses empezaban a evacuar a los que permanecían en el este de Aleppo tras días de retraso. En el norte del país, otros autobuses abandonaban pueblos chiíes asediados por los rebeldes para sacar a enfermos y heridos.

En Naciones Unidas, mientras tanto, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tenía previsto votar sobre una resolución que pide el despliegue inmediato de observadores de la ONU en el este de Aleppo, una estrategia que Francia considera crucial para evitar “atrocidades masivas” por parte de fuerzas sirias y milicias aliadas al recuperar el control de todo el bastión rebelde.

Diez autobuses llenos de civiles salieron de Foua y Kfarya, dos pueblos chiíes asediados por rebeldes desde hace tiempo, y se dirigían hacia zonas controladas por el gobierno, indicaron el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, y la televisora panárabe Al-Mayadeen.

La evacuación en los dos pueblos era una condición añadida a un acuerdo de alto el fuego mediado por Rusia y Turquía que abrió camino a la salida de los últimos rebeldes y civiles de lo que quedaba del enclave rebelde en la mitad oriental de Aleppo.

La salida de esos pueblos se había demorado el domingo después de que varios milicianos prendieran fuego a seis autobuses vacíos asignados para la evacuación de los vecinos.

En Aleppo, el Observatorio indicó poco antes de la medianoche del domingo de que las fuerzas del gobierno habían permitido a cinco autobuses abandonar las zonas rebeldes en el este de la ciudad.

EFE

Niña tuitera y su madre fueron evacuadas

Una niña siria del oriente de Alepo cuyos tuits desde la zona de guerra cautivaron la atención mundial fue evacuada a un área segura el lunes, al igual que otros residentes del antiguo enclave rebelde que salieron a otras partes del país.

“Escapé del este de #Alepo”, tuiteó tras llegar a Rashidin, un área al oeste de Alepo, luego que ella y su madre fueron evacuadas del oriente de la ciudad devastada por la guerra civil

La madre de la niña de 7 años, Bana Alabed, Fatemah, abrió y comenzó a usar la cuenta en septiembre, tuiteando a nombre de su hija. Documentaron los horrores de vivir durante el ataque del gobierno contra Alepo, que destruyó gran parte de la ciudad. Eventualmente, 334,000 usuarios siguieron su cuenta.

Hablando el lunes con la agencia noticiosa Qasioun, dirigida por la oposición, Fatemah dijo que estaba contenta de finalmente haber llegado a un lugar seguro, pero lamentó haberse visto obligada a abandonar su ciudad natal, y agregó que no quería convertirse en refugiada.

Fatemah, maestra del idioma inglés, dijo que ella creó la cuenta de Twitter para contar al mundo el sufrimiento de los niños y todos los residentes de Alepo.

“Estamos contentos porque nuestra voz llegó a todo el mundo”, dijo, con su hija Bana al lado, quien tenía puesto un gorro de lana a rayas. “Quiero un buen futuro para mis niños”.

La cuenta de Twitter de Bana se hizo popular tras el sitio y bombardeo de Alepo, al enviar mensajes de angustia que cautivaron a sus seguidores. Ella grabó y envió mensajes de video de Bana, así como fotos de la niña de cabellera larga, a veces usando Periscope. La mujer envió mensajes a Barack Obama, Hillary Clinton y la autora de Harry Potter, J.K. Rowling. Muchas veces los mensajes fueron firmados por Fatemah.