Nacional

Complicado inicio para el sistema

Por marzo 5, 2017 Sin comentarios

Todavía no empieza a operar formalmente, y el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) ya enfrenta dificultades.

Una de las siete sillas que lo conforman, la Fiscalía Anticorrupción, está vacante desde 2014, y podría estar vacía al menos hasta julio.

Otras dos, la del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), y la de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), deberán renovarse en los próximos meses, al concluir el período de sus actuales titulares, Ximena Puente y Juan Manuel Portal.

Y dos espacios más, el de la Secretaría de la Función Pública y el del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, son cuestionados por la sociedad civil, al tener como titulares a exlegisladores priistas: Arely Gómez y Carlos Chaurand.

Otro lugar corresponde a un representante del Consejo de la Judicatura Federal, y la séptima silla al Comité de Participación Ciudadana, recientemente conformado.

HAY QUE ESPERAR

Ante este panorama, Jacqueline Peschard, presidenta del comité ciudadano, pide no esperar resultados inmediatos, peces gordos ni golpes mediáticos.

El SNA tiene asignado un presupuesto inicial de 147 millones de pesos, pero aún no cuenta con oficinas ni estructura administrativa.

Además, el modelo deberá replicarse en las 32 entidades federativas, pero hasta el momento sólo dos estados han hecho la reforma constitucional y su ley secundaria.

De acuerdo con la Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción, el 9 de abril deberá celebrarse la primera sesión del comité coordinador, al cumplirse 60 días de la integración del comité ciudadano. Por ello se esperan jornadas intensas de trabajo para todos los miembros del comité.