Nacional

Crímenes sin castigo

Por octubre 15, 2017 Sin comentarios

Avanzan, no hay sentenciados. Son 11 los reporteros asesinados en el país en lo que va del año. En la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), en más de seis años -de julio de 2010 al 31 de diciembre de 2016- se registraron 798 denuncias por agresiones contra periodistas.

Mientras más pasa el tiempo se olvidan de los primeros casos que datan del año 2000, asegura Balbina Flores Martínez, representante en México de Reporteros Sin Fronteras, quien asegura que instituciones como la FEADLE han quedado rebasadas y colapsadas.

El primer caso que comenzó a sacudir al gremio periodístico en México fue el de Luis Roberto Cruz Martínez, de la revista Multicosas, asesinado el 1 de febrero de 2000 en Reynosa, Tamaulipas. Hasta hoy, suman 130 casos de periodistas asesinados, el más reciente es el de Édgar Esqueda Castro, quien se desempeñaba como fotógrafo y camarógrafo del diario digital Vox Populi, en San Luis Potosí.

Para la PGR, que atiende los casos por medio de la fiscalía, son investigaciones que no se pueden hacer de manera pública, aunque Reporteros Sin Fronteras pidió a la dependencia hacer de manera pública el seguimiento y avance que tiene cada uno de ellos.

Lo que va del año ha sido catastrófico para el periodismo en México. Hay un incremento en los asesinatos a comunicadores y eso es un indicador de la gravedad de la situación, a eso hay que agregarle el tema de la inseguridad en la que se ejerce el periodismo, coinciden especialistas. Balbina Flores Martínez afirma que los asesinatos de periodistas en México quedan en el olvido para las autoridades encargadas de llegar hasta el fondo y dar con los responsables.

A ello se agrega que el personal de la FEADLE no está bien preparado y no se cuenta con el presupuesto suficiente para dar continuidad a cada caso que ha quedado impune. “No hay sentenciados por el homicidio de periodistas. No hay un protocolo establecido, con estándares internacionales, dentro de la fiscalía para llevar las investigaciones. Es decir, se carece de la metodología para tener resultados, a eso le agregamos la falta de recursos humanos y económicos. Hay un olvido sobre el asesinato a periodistas”, enfatiza. La representante de Reporteros Sin Fronteras advierte que la FEADLE se ha ido desmantelando y hoy se cuenta con una unidad que depende de la PGR, sin fuerza y sin solidez, lo que deja a cada caso en la impunidad.

“Lo que se observa es que si tenemos instituciones débiles, entonces seguiremos enfrentando esta situación. Vemos cómo hay asesinatos cada mes y no pasa nada. Es frustrante, triste y grave. No hay un respeto hacia el ejercicio periodístico”, lamenta.

Más información en https://www.elsiglodetorreon.com.mx