Internacional

Dedica Santos la ‘Lámpara de la paz’ a víctimas del conflicto

Por diciembre 17, 2016 Sin comentarios

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó hoy que el apoyo y los testimonios estremecedores de las víctimas del conflicto fueron el “combustible” que le ayudó a seguir en las negociaciones de paz y a ellas dedicó el galardón “Lámpara de la paz” que recibió en Italia.

Durante la entrega del llamado “Nobel católico de la paz”, que otorga la Orden de los Franciscanos de Asís, Santos, como hiciera en Oslo, dedicó el premio a los millones de víctimas del conflicto.

Al recoger el premio, una réplica de la lámpara que ilumina la tumba de San Francisco, y recibir el nombramiento de “Embajador Mundial de Paz”, Santos dijo que lo hacía “en nombre de quienes en Colombia murieron por la paz”.

“En nombre de millones de víctimas que hoy tienen la esperanza de ver cumplidos sus derechos, en nombre de quienes, habiendo hecho la guerra, están dispuestos a ser constructores de una nueva sociedad signada por la convivencia”, dedicó su galardón.

También recibió esta distinción “en nombre de los niños que crecen y nacen” ahora en su país, “porque ellos vivirán su niñez y juventud en la paz que por décadas nos negamos a nosotros mismos”, aseguró.

Agregó en la basílica de San Francisco, rodeado de los frescos de Giotto, que este galardón le compromete “aún mas -como persona y como católico- a trabajar por la paz y la reconciliación” en Colombia y en el mundo.

El presidente declaró que siempre ha querido ser “instrumento de paz” para su país, y que no “hay mayor privilegio en esta vida” y pidió que san Francisco siga inspirando sus pasos para que la paz pueda implementarse “y volver realidad en cada ciudad en cada pueblo, en cada vereda, en cada familia de Colombia”.

Y entonces exclamó: “No se puede desfallecer y ahora más que nunca tiene valor la sabiduría de nuestra cultura latina, que dice no avanzar es retroceder”.

También hoy citó en sus dos alocuciones al papa Francisco, con quien se entrevistó ayer, y que por sorpresa también recibió al líder de la oposición, Álvaro Uribe, y después a ambos.

Santos dijo que el pontífice “ha sido una voz permanente de aliento en esta tarea”.

Agradeció a Francisco tras su reunión de ayer “por su bendición al nuevo acuerdo y por su respaldo a su nueva implementación”.

Tras asistir al concierto en la basílica de Asís que la televisión pública italiana RAI emitirá el día de Navidad, y varias reuniones con empresarios y autoridades italianas, Santos impartió una “Lectio magistralis” en la sala papal de la basílica de Asís.

En ella explicó durante más de una hora todas las fases de las negociaciones de paz con las FARC y destacó que las “víctimas le enseñaron una lección de vida”.

“Estaba convencido (de) que las víctimas serían las más intransigentes, las que más se habrían opuesto y las más difíciles de convencer, pero ha sido lo contrario. Eran las que más me empujaban a ir adelante, las víctimas fueron las más dispuestas a perdonar”, dijo.

Aseguró también que “los ciudadanos que no habían vivido el conflicto eran los más escépticos y los más duros”, al tiempo que indicó que quiso “escuchar cada semana a las víctimas”. “Algunas de sus historias me arrancaban el corazón, pero me daban la energía y esto me mantuvo con energía”, insistió.

Destacó que en las negociaciones uno de los pilares importantes fue “poner a las víctimas en el centro” y consideró que el programa de su país para resarcir a la víctimas es único en el mundo, así como la creación de la Comisión de la verdad.

También dijo que aunque perdió el plebiscito sigue creyendo que fue lo que tenía que hacer, “que era justo”, porque así lo prometió a los colombianos a pesar que ni las FARC, ni la oposición, ni sus asesores lo querían.

“Y lo he perdido. Aprendí la lección. Cuando no es necesario hacer un plebiscito, es mejor que no se haga”, bromeó y citó una conversación mantenida estos días con el exprimer ministro italiano, Matteo Renzi, que dimitió tras perder el referéndum constitucional del pasado 4 de diciembre.

Este acto fue el último de su gira de tres días por Italia y está previsto que esta misma tarde viaje a Portugal para una parada técnica y proseguir después de regreso a Colombia.

“No veo la hora de volver a Colombia para poner cada ladrillo de esa paz que hay que construir”, aseguró antes de dejar Asís.