Nacional

Desmienten huida de Duarte por aire

Por diciembre 20, 2016 Sin comentarios

Escoltas del exgobernador Javier Duarte desmintieron que su exjefe se haya escapado de Xalapa en un helicóptero, como se dio a conocer de manera oficial.

“Diamante” y “Esmeralda”, los indicativos de Duarte y su esposa Karime Macías, salieron del estado de Veracruz por tierra rumbo a la Ciudad de México, a la zonas de Polanco y Santa Fe, aseguraron los exescoltas.

“Fue algo tramado decir que se fue por helicóptero para desviar la atención, a nosotros se nos informó que salieron de Xalapa, sin los niños, y sin seguridad para no levantar sospechas”, afirmó uno de los elementos.

Duarte salió de su residencia rentada en el Club de Golf Campestre ubicado en el municipio de Emiliano Zapata, conurbado a Xalapa y cercano al Aeropuerto de El Lencero.

El gobernador interino Flavino Ríos confirmó que le fue notificado que Duarte había solicitado un helicóptero para volar a Coatzacoalcos donde residen sus suegros.

Ríos afirmó que instruyó al personal del hangar del estado a darle las facilidades necesarias, pues en ese momento no existía ninguna orden de aprehensión contra el ex mandatario.

Supuestamente Duarte voló en el helicóptero Eurocopter modelo AS365N3, año de fabricación 2007 matrícula XC-GEV de seis plazas, con su esposa.

Esa versión fue desmentida por el equipo de seguridad de Duarte, que incluso señaló que el exmandatario desde dos meses antes planeó la compra de una casa en Santa Fe, para residir ahí al pedir licencia como gobernador.

“Estuvieron viendo varias casas, por noviembre, al final vieron una casa en concreto, al final la señora Karime fue sola a la Ciudad de México para cerrar el trato de comprar la casa”, recordó uno de los elementos.

Esa casa se ubica en un exclusivo fraccionamiento en Paseo del Parque, casi esquina con Avenida de los Poetas.

 EXCESOS DE LA FAMILIA

Los escoltas de Duarte eran movilizados hasta para llevar, desde Veracruz, a su esposa Karime Macías a hacerse un peinado y un manicure a Polanco.

Los recursos del Gobierno de Veracruz fueron empleados para el uso del jet “Tajín” y un helicóptero –ambos propiedad del estado– para llevar a la señora desde el Aeropuerto de El Lencero, en Xalapa, al de Toluca, y después a plaza Antara en la Ciudad de México.

“Sólo por esos viajes calculamos que se gastó 200 mil pesos, y la señora iba dos veces al mes a la Ciudad de México para su peinado y su manicure.

“Esas cosas nos molestaban a nosotros porque no era dinero de ellos, usaban un avión del estado para uso personal, el jefe (Javier Duarte) muchas veces se fue a Europa en el Tajín, también a Estados Unidos, se llevaba la familia”, recordaron escoltas del primer círculo del exmandatario.

En esas visitas la esposa de Javier Duarte visitaba la tienda departamental Saks Fifth Avenue, también en Polanco, donde se llegó a comprar un vestido en 140 mil pesos o zapatos de 30 mil pesos.

“Nosotros veíamos los precios y además subíamos las cosas a la camioneta. En la Ciudad de México a Duarte le gustaba ir al cine, al teatro, a las plazas comerciales, le gustaba más estar en la Ciudad de México porque no lo identificaban tanto, vino a la obra de teatro El Rey León, ese día compró 20 o 30 hileras de asientos para toda la familia y amigos, iba mucho a la Plaza de Antara, iba en la tarde-noche, cuando había menos gente”, narró otro de los escoltas.

A la señora Macías y sus hijos los veracruzanos también le pagaron sus tratamientos y consultas en los hospitales ABC y el Ángeles.

Para comer, a Duarte se le conoció un gusto variado, desde tacos cuando no estaba a dieta, hasta comida china, española, francesa o portuguesa.

“Duarte iba más a el Estoril de Polanco, siempre pedía comida buena, o sus tacos del Tizoncito de Moliere cuando no estaba a dieta, cuando estuvo a dieta cargamos en la camioneta barras nutritiva y polvo para hacer licuado, se cargaban con dos hieleras para donde fuera, además de caldo de pollo.

“Acudía a comer en la Ciudad de México a la Fundación Colosio, Casa Portuguesa. Cuando venía se reunía en privado con sus amigos Moisés Mansur Cisneyros -principal prestanombres del exgobernador prófugo de Veracruz-, Jaime Porres y Franky (Francisco García González)”, refirieron los guardaespaldas.

Con ellos, Duarte vivió buenos momentos.

“En el departamento de Jaime Porres, en Polanco, nosotros estuvimos en fiestas en donde el jefe llegaba a las seis de la tarde y salía hasta las seis de la mañana hasta el ‘full’, no podía ni sostenerse.

“O iba al rancho de Moisés a la salida a Toluca, donde venden fresas, ahí la señora iba a montar a caballo”, recordó el personal de seguridad de Duarte.

 ESCOLTA DE JAVIER DUARTE Agencia reforma

Agencia reforma

Se fue del país

Desde noviembre

El exgobernador prófugo de Veracruz Javier Duarte Ochoa está fuera del país por lo menos desde principios de noviembre, afirmó su abogado.

La defensa del propio Duarte dio esa versión en un escrito fechado el 4 de noviembre y presentado ante el Juzgado 37 Civil del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, como parte del expediente 912/2016.

“El señor Javier Duarte Ochoa se encuentra fuera del país atendiendo diversas cuestiones, es cierto”, dice el escrito del abogado Juan Carlos Cajigas Lozano, “razón por la cual mi representado no puede comparecer de manera personal”.

Duarte pidió licencia como gobernador el 13 de octubre y, luego de despedirse utilizando un helicóptero del Gobierno estatal, no se volvió a saber de él.

La PGR ofrece una recompensa de 15 millones de pesos por informes que lleven a su captura, la cual un juez federal ordenó el 18 de octubre por lavado de 439 millones de pesos y delincuencia organizada.

A finales de noviembre, un sujeto fue detenido en el aeropuerto de Tapachula en posesión de dos pasaportes falsos con las fotos de Duarte y su esposa, Karime Macías.

El Juez 37, José María García, había citado a Duarte a comparecer personalmente el 25 de noviembre para estampar su firma y realizar una prueba pericial de grafoscopía.

Su contraparte en el juicio en cuestión alegó que la rúbrica del exgobernador había sido falsificada en el escrito inicial de demanda, presentado el 5 de octubre.

Como Duarte nunca se presentó, el juez tuvo por cierta la falsedad de la firma, y el 13 de diciembre desechó la demanda por daño moral que el exgobernador promovió contra su sucesor, Miguel Angel Yunes, y contra Grupo Reforma, por algunas notas publicadas en este diario.

‘No sabía gobernar, pero era bueno para el golf’

El jueves 13 de octubre, cinco días antes de que se librara una orden de aprehensión en su contra, el exgobernador Javier Duarte jugó en el exclusivo Club de Golf Xalapa.

Recién acababa de pedir licencia como gobernador, para supuestamente enfrentar las acusaciones en su contra en los juzgados.

“Estaba contento, confiado”, nadie imaginó la fuga contaron sus exescoltas.

El Club de Golf de 9 hoyos, se ubica cerca de donde Duarte rentó una residencia con recursos del estado, en el fraccionamiento campestre.

Ahí en esa casa en decenas de ocasiones el exmandatario mandó a asar carne y ofreció vinos y licores a su círculo de amigos, entre ellos, empresarios y algunos exmandos militares que laboraron en el estado.

“Era el más escandaloso, sus carcajadas eran estruendosas, se ponía el guante blanco, mandaba a su caddie de golf a cargar palos, repelente de insectos, bloqueador solar y hasta su sombrero de cazador para ir al campo a jugar.

“No sabía gobernar, pero era bueno para el golf”, narró un exmando naval que fue desplegado a Veracruz en el apogeo de Duarte.

El teléfono ya lo había hecho a un lado.

“Duarte ya no contestaba el teléfono, sólo atendía llamadas que conocía, casi todas llamadas eran para cobrarle, de proveedores”, confiaron fuentes del estado.

Hasta el lunes 17 de octubre, la Procuraduría General de la República (PGR) libró la orden de aprehensión, por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Hasta el momento, el veracruzano se encuentra prófugo de la justicia.