El Real Madrid o cómo cuidar la leyenda

Por mayo 15, 2021 Sin comentarios

Una Liga, un mismo rival. La Liga fue siempre una carrera de resistencia que atraviesa todas las estaciones. Un largo tiempo que atenúa el factor suerte y exalta el mérito. Pero este año la palabra resistencia se queda corta y hay que hablar de supervivencia. Sin pretemporada que apuntale el físico, sin aficionados que fortalezcan la épica y con el virus complicando la economía y amenazando la vida, esta Liga confirma al fútbol como espectáculo dramático. A lo máximo que podemos aspirar es a que el final de un partido compense el sufrimiento acumulado. La carrera de Simeone festejando el final del encuentro frente a la Real contenía más alivio que alegría. Cuando una distracción o un error pueden costar el campeonato, es más fácil distraerse o cometer errores. En esa fina línea vive la angustia. Todos los aspirantes están igual porque juegan contra un mismo rival: el miedo.

Seguir leyendo