Nacional

Exhibe CNDH abuso de ejército en Ostula

Por diciembre 30, 2016 Sin comentarios

El menor Hildeberto Reyes García, de 12 años, murió a causa de los disparos que hicieron elementos del 65 Batallón de Infantería en Santa María Ostula el 19 de julio de 2015, concluyó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En esa fecha, Cemeí Verdía, líder de las autodefensas en esa comunidad del Municipio de Aquila, en Michoacán, fue detenido por militares y agentes de la Secretaría de Seguridad Pública del estado (SSP), lo que provocó la protesta de los habitantes.

En su investigación, la CNDH detectó que a lo largo de ese día participaron los Batallones 30, 65 y 82 del Ejército, así como la Marina y el Grupo de Operaciones Especiales de Fuerza Ciudadana y Fuerza Rural, pertenecientes a la SSP.

Los habitantes de Ostula bloquearon la carretera Tecomán-Lázaro Cárdenas, en los puntos de Xayakalan, Duin y Puente de Ixtapilla, con la intención de obstaculizar el paso de los elementos de seguridad, aunque desconocían que Verdía fue trasladado por helicóptero.

Según el reporte, en Xayakalan un militar del 65 Batallón disparó al aire desde un vehículo en movimiento, violando el Manual de Uso de la Fuerza, mientras que en Duin, pobladores resultaron heridos por el mal empleo, por parte de agentes de la SSP, de gases lacrimógenos, pimienta y bombas de humo.

En tanto, en Puente de Ixtapilla, 15 militares del 65 Batallón hirieron a seis personas y mataron al niño Hildeberto al hacer uso ilegítimo de armas letales, señaló la CNDH.

El organismo detalló que de todos los elementos de seguridad que participaron en los hechos de julio de 2015, sólo los militares del 65 Batallón de Infantería reportaron bajas de cartuchos.

“Diez y siete testigos observaron a militares disparar, lo cual fue coincidente con la ubicación de los elementos del 65 Batallón”, indicó la CNDH, mientras señaló que no pudo acreditar que los pobladores dispararan en contra del convoy militar.

Por esos hechos, al CNDH dirigió la Recomendación 65/2016 al Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, y a Silvano Aureoles, Gobernador del Michoacán.

En ella pidió girar instrucciones para presentar una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia Militar contra los elementos castrenses que participaron en los hechos, aunque sólo por faltas a la disciplina militar.

Reiteró la necesidad de que los elementos de la Sedena usen cámaras fotográficas y videograbadoras durante los operativos para documentar los hechos y que haya evidencias de su actuación.

Al Gobernador de Michoacán le solicitó indagar a un funcionario que firmó oficios con datos falsos remitidos a la CNDH.

Especial