Regionales

Exigen reinstalación de Juzgado Familiar

Por diciembre 19, 2016 Sin comentarios

Integrantes del Colegio de Abogados 22 de Octubre de San Pedro, pugnarán para que al igual que Matamoros se reinstale un Juzgado Familiar en Francisco I. Madero, pues tras el cierre se integraron a los juzgados de San Pedro, lo que resulta muy oneroso para las mujeres que mantienen juicios por pensión alimenticia, trasladarse allá, ya que en la mayoría de los casos se trata de pensiones de 150 o 200 pesos por semana.

“En Madero es necesario, es más urge que se reinstale un juzgado familiar, precisamente por todo lo que implica venir hasta San Pedro, pues el deudor que no puede comprobar ingresos, tiene que venir a depositar la pensión y el acreedor a recogerla, además por la oralidad en materia familiar del nuevo sistema de Justicia, ahora ya no nada más se tendría que recoger una pensión, sino que también se deberían promover juicios”, dijo la abogada María Angélica Sánchez Quistián.

Mencionó que cuando se fusionaron los juzgados de Madero con los de San Pedro, se aumentó considerablemente el trabajo, pues al cerrar las oficinas, el personal y el mobiliario fue trasladado a Torreón.

“Estamos pugnando por que se vuelvan a abrir, incluso en su momento hicimos movilizaciones, porque nos mandaron toda la caga de trabajo y sin personal. Y de los juzgados de Torreón, acordaron que nos iban a mandar más gente, pero fue a medias, porque sólo mandaron dos actuarios y un secretario”, recalcó

Declaró que definitivamente Madero debe contar con un Juzgado Familiar, pues antes de que cerraran las oficinas en promedio se llevaban 900 expedientes, la mayoría de pensiones alimenticias, además cuenta con una población superior a 50 mil habitantes, por lo que reitero “es justo que se les de el trato que merecen”.

Para saber

Según la abogada, en los juzgados de Madero, en promedio eran 900 juicios promovidos al año.

⇒ En San Pedro son unos 1,200 al año.

⇒ Sólo hay un juez, dos secretarios de acuerdos y tres actuarios.

⇒ Son insuficientes, se duplicó trabajo