Gerard Moreno hace cumbre

Por mayo 14, 2021 Sin comentarios

Porfió por la posición y por un balón que le llegó del cielo, guardó el esférico con el cuerpo, recortó hacia dentro, levantó la cabeza y clavó el gol, raso y ajustado al palo contrario para dar buena cuenta del Valladolid, asegurar la presencia europea del Villarreal otro año más y, de paso, convertirse en el futbolista con más goles en Primera División en la historia del club amarillo. Gerard Moreno (Santa Perpètua de la Mogoda, Barcelona; 29 años) ha firmado 55 dianas en 126 partidos por las 54 que lograron Diego Forlán (en 106) y Giuseppe Rossi (en 136). Nada nuevo en un jugador que no ha dejado de marcar desde que se pusiera unas botas, aunque sorprendente si se tiene en cuenta que no lo tuvo fácil hasta llegar a la élite y que ha explotado del todo en su madurez. Una vez asentado en La Cerámica, sus números son estratosféricos y reclama un puesto en el once de Luis Enrique para la Eurocopa.

Seguir leyendo

Santa Perpètua de la Mogoda, pueblo de Primera

Aunque sus primeros pasos los dio en el pueblo, pronto descubrió la Damm —club puntero en la formación de jugadores en Cataluña— que Moreno era un niño distinto, capaz de hacer goles desde donde fuese pese a su pequeña envergadura. Para su infortunio les duró poco porque el Espanyol fue a hablar con sus padres. “Al principio les daba un poco de miedo…”, contaba el jugador para la revista del club blanquiazul. Pero pronto se habituó al cambio, feliz por hacer de recogepelotas en los partidos del primer equipo y ver a su ídolo Tamudo. Por entonces, ya era conocido en todo Santa Perpètua de la Mogoda.
Ocurre que es un pueblo de Primera porque ahora también saca pecho con Óscar Mingueza, central del Barcelona, y su hermana Ariadna, que ya ha debutado con el primer equipo. “A Gerard lo seguía de bien pequeño porque su hermano es de los mejores amigos de mi primo y nuestros padres se llevaban bien”, cuenta Mingueza; “y lo vi jugar en el Badalona, lo seguí cuando estaba en el Mallorca, también cuando vino al Mini alguna vez, y fui a verlo al Villarreal también”. Dos héroes sin capa para el pueblo. “Bueno, esperamos ser referentes para los niños más pequeños para que sigan luchando y trabajando por sus sueños”, apunta Mingueza.