Internacional

Huelgas y protestas marcan el ‘Día sin mujeres’

Por marzo 9, 2017 Sin comentarios

Marchas en las calles y paros de empleados en empresas, organizaciones y escuelas marcaron ayer en Estados Unidos el “Día sin mujeres”, una protesta convocada para conmemorar el Día Internacional de la Mujer y denunciar los desafíos a los que se enfrentan bajo el Gobierno del presidente Donald Trump.

“Tenemos poder, estamos organizadas, somos la resistencia contra Trump”, dijo una de las organizadoras de la protesta, la directora de cine de origen colombiano Paola Mendoza.

Las organizadoras propusieron a las mujeres de Estados Unidos y del resto del mundo que falten hoy al trabajo, no consuman (a no ser que se trate de comercios pequeños y gestionados por mujeres) y que, si no pueden hacer huelga, vayan vestidas de rojo como muestra de solidaridad.

El objetivo del “Día sin mujeres” es destacar el “enorme” papel que las mujeres juegan en la economía, a pesar de la disparidad salarial entre hombres y mujeres, así como reconocer los problemas actuales de discriminación y el “ataque” a sus derechos reproductivos, según detalló Mendoza.

Con aplausos, vítores y pancartas con mensajes como “seguimos resistiendo” y “aborto, seguro, legal y accesible”, miles de mujeres y hombres se abrieron paso entre las calles de las principales ciudades del país, como Nueva York, Chicago, Boston y Washington.

Frente a la Casa Blanca, centenares de personas protestaron contra la llamada “gag rule” (ley mordaza), proclamada en enero por Trump para eliminar las subvenciones que los organismos de Estados Unidos concedían a organizaciones de planificación familiar en países en vías de desarrollo.

“Creo que la salud debe estar entre una mujer y su doctor, el Gobierno no tiene nada que decir ahí. Las mujeres somos el rostro de la resistencia”, dijo Megan Kinney, de 54 años y que hizo ayer huelga en su trabajo como editora de una revista de salud para acudir a la protesta en Washington.

En la marcha de la capital, se pudieron ver gran cantidad de mensajes en referencia a los comentarios denigrantes que salieron a la luz el pasado octubre y que Trump profirió en 2005, cuando presumió de que podía “agarrar por el coño” a las mujeres simplemente porque era un personaje famoso.

En respuesta, Danielle Crossley mostró ayer frente a la Casa Blanca su torso desnudo, con dos guantes negros en sus pechos y el mensaje “quita tus manos de mi cuerpo”, estampado con letras de colores.

“Este es el primer paso que debemos tomar para la resistencia.

Tenemos que gritar, gritar muy alto. Si nos callamos, ellos ganan”, dijo Crossley, que vive en Washington.

El propio Trump dijo ayer en Twitter que siente un “tremendo respeto” hacia las mujeres y pidió “honrar” el papel fundamental que tienen en el país y en todo el mundo.

Más allá de las manifestaciones, la huelga de mujeres se notó en empresas y organismos como la Organización de Estados Americanos (OEA), que dio permiso a sus funcionarias para hacer huelga.

El parón obligó ayer a cerrar sus puertas a escuelas de todo el país, como las del condado Prince George de Maryland, donde 1,700 profesores y el 30 % del personal encargado del transporte había anunciado que se ausentaría del trabajo, según informó el director del sistema educativo, Kevin Maxwell, en un comunicado.

Además, se unieron al parón centenares de comercios en EU, como los populares restaurantes de Washington, Pizzeria Paradiso y Veloce, dirigidos por la cocinera Ruth Gresser.

En esos restaurantes, las mujeres están en huelga, los únicos que trabajan son los hombres -muchos de ellos vestidos de rojo- y sólo se sirve la mitad de la comida y las bebidas disponibles en el menú para mostrar de manera simbólica el peso que tiene la población femenina del mundo.

Por otro lado, en el Congreso, las congresistas demócratas reclamaron una mayor igualdad salarial para las mujeres en una rueda de prensa celebrada a los pies del Capitolio.

“¿Quién está a favor de que las mujeres reciban el mismo pago? ¡Creo que todos!”, dijo la congresista Cheri Bustos, que fue recibida con ovaciones por parte de las legisladoras, vestidas con abrigos rojos, y de sus compañeros hombres, ataviados con corbatas rojas en solidaridad con el “Día sin mujeres”.

La iniciativa para el “Día sin mujeres” nació del mismo grupo de mujeres que organizó la denominada “Marcha de las Mujeres” para protestar contra Trump y congregó a unos 3 millones de personas en todo el país el pasado enero, con una concentración multitudinaria de más de medio millón en Washington.

En EU, las mujeres representan el 47 % de la fuerza laboral civil del país y, si todas hicieran ayer huelga, el producto interior bruto (PIB) sufriría un impacto negativo de 21 mil millones de dólares, según un informe del Center for American Progress (CAF), un centro de pensamiento progresista con sede en Washington.

Les tiene un ‘tremendo respeto’

El presidente de EU, Donald Trump, subrayó ayer su “tremendo respeto” hacia las mujeres, al pedir “honrar” el papel fundamental que tienen en el país y en todo el mundo con motivo del Día Internacional de la Mujer.

“Tengo un tremendo respeto por las mujeres y los muchos papeles que cumplen (y) que son vitales para la estructura de nuestra sociedad y nuestra economía”, comentó Trump en su cuenta de Twitter.

En el Día Internacional de la Mujer, que se conmemora cada 8 de marzo, “suménse a mí para honrar el papel fundamental de las mujeres aquí en Estados Unidos y en todo el mundo”, añadió el presidente en otro tuit.

Manifestaciones y huelgas de empleados en restaurantes, empresas y organizaciones marcarán hoy en EU el “Día sin mujeres” para conmemorar el Día de la Mujer y denunciar los desafíos a los que se enfrentan bajo la Presidencia de Trump.

Ese “Día sin mujeres” ha sido convocado por los mismos organizadores que promovieron en enero pasado la llamada “Marcha de las Mujeres” para protestar contra Trump y que congregó a unos 3 millones de personas en todo el país, con una concentración multitudinaria de más de medio millón en Washington.

En octubre pasado, en la recta final de la campaña electoral, Trump recibió un aluvión de críticas a raíz de la difusión de un vídeo de 2005 en el que se le escucha hacer comentarios denigrantes sobre las mujeres con un lenguaje vulgar y ofensivo.

Tras la difusión de ese video, varios senadores republicanos pidieron a Trump que abandonase la carrera presidencial y otras figuras del partido le retiraron el apoyo.

Incluso, el compañero de fórmula de Trump, el ahora vicepresidente Mike Pence, se declaró “ofendido” por los comentarios del magnate y afirmó que no podía “defenderlos”.

“Me atraen las mujeres bonitas automáticamente. Las comienzo a besar, es como un imán, no puedo ni esperar (…). Y cuando eres una celebridad te dejan hacer lo que quieras, puedes hacer lo que quieras (…). Agarrarlas por el coño. Puedes hacer de todo”, asegura Trump, que por ese entonces ya estaba casado con Melania, en un momento de la grabación.