Internacional

La CIDH urge a México investigar hallazgos periodísticos sobre Ayotzinapa

Por diciembre 22, 2016 Sin comentarios

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urgió hoy a México que investigue los hallazgos de la periodista Anabel Hernández publicados en el libro “La verdadera noche de Iguala” que apuntan al Ejército como máximo responsable de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

“Frente a la gravedad de la información publicada, en particular respecto de altas autoridades estatales, la Comisión urge al Estado a investigar la integridad de los hechos denunciados”, apuntó en un comunicado la CIDH, un organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En su investigación, Hernández contradice la versión oficial de los hechos y concluye que fue el Ejército el que tomó el control de la situación ese 26 de septiembre de 2014 e hizo desaparecer a los estudiantes siguiendo órdenes de un capo local desvinculado del cártel Guerreros Unidos.

Los militares habrían ordenado detener los dos autobuses tomados por los 43 estudiantes porque llevaban un cargamento de heroína valorado en dos millones de dólares, según Hernández.

El relato que todavía mantienen las autoridades mexicanas es que los 43 jóvenes fueron arrestados por policías municipales de Iguala y entregados a Guerreros Unidos, quienes los asesinaron y quemaron en un basurero.

Hernández, Premio Nacional de Periodismo 2002 en México, llegó a esta conclusión tras investigar numerosos documentos como un informe de la Visitaduría General (Asuntos Internos) de la Fiscalía mexicana que pide realizar pesquisas a policías federales y a militares del 27 Batallón de Infantería por posibles nexos con el crimen organizado.

“Con el fin de garantizar la debida diligencia en la investigación, sin perjuicio de que deban obtenerse y valorarse otras pruebas, las autoridades deben prestar particular atención a la prueba circunstancial, los indicios y las presunciones”, añadió la CIDH en referencia a los hallazgos de Hernández.

En una reciente entrevista con Efe, Hernández aseguró que, “en vez de procesar (funcionarios implicados), el Gobierno mexicano decidió hacer una operación de encubrimientos, que es otra etapa del crimen”.

Según ella, a base de confesiones obtenidas bajo torturas se construyó la llamada “verdad histórica”, que centra la responsabilidad en el cártel Guerreros Unidos.

Una delegación de la CIDH encabezada por su presidente, James Cavallaro, realizó en noviembre una primera visita a México en el marco del mecanismo de seguimiento a la medida cautelar otorgada en favor de los estudiantes de la escuela de los desaparecidos.