Lo más impresionante no son las marcas

Por julio 31, 2021 Sin comentarios

El mérito. Ahmed Hafnaoui, que en la primera jornada ganó los 400 libre por la calle ocho; el bracista australiano Zac Subblety-Cook, un competidor inteligente que llamaba la atención desde la piscina de calentamiento; la velocista Siobhan Haughey, de Hong Kong; Lydia Jacoby, la bracista que salió de un colegio de Alaska; y el equipo femenino de Canadá, que cada año nada mejor, me parecen lo más meritorio de estos campeonatos de natación, junto con los 100 y 200 espalda del ruso Yevgueni Rylov, y los 200 y los 400 libre de Ariarne Titmus. Si Titmus hubiera aumentado la frecuencia de patada en el último 100 del 800 —y no en el último 50— Ledecky no hubiera ganado.

Seguir leyendo