Internacional

Miedo a la inmigración impulsa el voto populista en Holanda

Por marzo 11, 2017 Sin comentarios

El hecho de que en Duindorp haya pocos inmigrantes forma parte de su encanto para Willem van Vliet, que sirve crujientes croquetas de langostinos y otros platillos holandeses en su bar de pescado “Willem and Toet”.

Cuando el cocinero sale de su ordenado y tranquilo barrio junto al puerto de La Haya y recorre unos pocos kilómetros hasta barrios de la ciudad con más diversidad cultural, no ve una Holanda enriquecida por la inmigración, sino devastada por ella.

“Ha venido demasiada gente a Holanda sin educación, sin experiencia laboral, y sólo vienen aquí a por dinero del gobierno”, dijo. “Ya basta”.

Opiniones como esa hacen de Duindorp uno de los epicentros de la oleada populista que inunda Europa, irrumpiendo en su política y enturbiando su futuro. Las elecciones holandesas del miércoles, que preceden a las presidenciales de este año en Francia y los comicios en Alemania, serán un barómetro sobre si la tormenta gana fuerza.

El fantasma de oleadas incontroladas de inmigrantes que no comparten la herencia cristiana de Europa es el principal argumento de las combativas propuestas de ultraderecha de Geert Wilders en Holanda y Marine Le Pen en Francia. Enarbolan argumentos contra el Islam y los inmigrantes, y se les acusa de hacer que las opiniones xenófobas vuelvan a verse como algo normal.

Para sus seguidores, simplemente dicen las cosas como son.