Internacional

Nueva York encabeza oposición hacia plan de Trump contra energía limpia

Por marzo 28, 2017 Sin comentarios

El procurador general de Nueva York, Eric Schneiderman, encabeza una coalición que reúne a 23 estados, ciudades y condados de Estados Unidos que prometieron oponerse en tribunales al plan del presidente Donald Trump para desmantelar políticas de energía limpia en el país.

En un comunicado, el procurador Schneiderman expresó que la coalición tiene como objetivo resistir legalmente los esfuerzos de Trump para desmantelar el Plan de Energía Limpia, institucionalizado por el gobierno del expresidente Barack Obama.

Además de Nueva York, la coalición incluye a los procuradores generales de California, Connecticut, Delaware, Hawai, Iowa, Illinois, Maine, Maryland, Masachusets, Nuevo México, Oregon, Rhode Island, Vermont, Virginia, Washington y el Distrito de Columbia.

También se integra por los directores legales de las ciudades de Boulder, Chicago, Nueva York, Filadelfia, South Miami y Broward County.

“Nos oponemos firmemente a la orden ejecutiva del presidente Trump que busca desmantelar el Plan de Energía Limpia”, afirmó la coalición unas horas después de que el mandatario informara sobre las intenciones de su gobierno.

La coalición señaló que las plantas que queman combustibles fósiles son la mayor fuente de dióxido de carbono en Estados Unidos, cuyas emisiones deben ser reducidas según la Ley de Aire Limpio que Trump pretende desmantelar.

La declaración añadió que abatir la contaminación generada por los combustibles fósiles es esencial para mitigar el creciente daño a la salud pública, al medio ambiente y a la economía provocado por el cambio climático.

“No dudaremos en proteger a los que servimos, lo que incluye una agresiva oposición en los tribunales a las acciones del presidente Trump que ignoran tanto la ley como la importancia crítica de enfrentar la amenaza real que supone el cambio climático”, de acuerdo con la coalición.

El Plan de Energía Limpia es la culminación de un esfuerzo de una década a través de la asociación de estados y ciudades para exigir reducciones obligatorias en las emisiones de contaminación por parte de las centrales eléctricas que queman combustibles fósiles.

Estos lineamientos, además, contribuyen a establecer límites en la cantidad de contaminación que las plantas de energía pueden emitir.

Mediante estas regulaciones se espera que las plantas existentes eliminen tanta contaminación como la emitida cada año por más de 160 millones de automóviles al año, o 70 por ciento de los vehículos de pasajeros en Estados Unidos.

Trump anunció este martes su intención de desmantelar las políticas de energía limpia en Estados Unidos como una manera de impulsar la creación de empleos en el país y a fin de reactivar la industria del carbón.