Internacional

Obama se opone a mantener Guantánamo

Por diciembre 24, 2016 Sin comentarios

El presidente de Estados Unidos firmó el viernes una ley de defensa que autoriza proporcionar 611.000 millones de dólares al Ejército en 2017. Barack Obama celebró las cláusulas diseñadas para mantener la inercia en la lucha contra el grupo extremista Estado Islámico y criticó con dureza la insistencia del Congreso de mantener abierta la prisión militar en la bahía de Guantánamo, Cuba.

La ley contempla un aumento del 2,1% en el salario de los militares y establece prioridades y recomendaciones para este año fiscal. El financiamiento de los programas se concretará en una ley presupuestaria separada.

Obama, que está de vacaciones en Hawaii, indicó que la ley ofrecerá prestaciones sociales a militares y sus familias. También dará más flexibilidad a las agencias gubernamentales para responder al empleo de ciberataques y drones por parte de adversarios, señaló.

Sin embargo, el presidente se mostró muy crítico con otras partes del texto. Obama se refirió por ejemplo a la continuación de las operaciones en Guantánamo. Gastar cientos de millones de dólares para mantener aislados a menos de 60 hombres socava la posición de Estados Unidos en el mundo y refuerza a extremistas violentos, afirmó.

Obama presentó un plan en febrero para cerrar el centro de detención. El Congreso, por el contrario, intenta convertir el lugar en un elemento fijo de la guerra contra el terrorismo, dijo el presidente.

Washington ha trasladado 73 detenidos a otros países en los últimos dos años y Obama indicó en una nota de prensa que los esfuerzos por trasladar a otros continuarán hasta su último día en el cargo.

“A menos que el Congreso cambie de rumbo, será juzgado de forma muy dura por la historia”, dijo.

Obama también dijo que el Congreso no había aprovechado la ley para reducir gastos innecesarios o modernizar la atención sanitaria a militares, lo que según dijo agravará las presiones presupuestarias que enfrenta el Ejército en los años por venir.