Nacional

Peligra el Cutzamala

Por abril 23, 2017 Sin comentarios

La erosión y la deforestación en la cuenca donde se filtra la lluvia que abastece al Sistema Cutzamala, proveedor del 25 por ciento del agua consumida en la Ciudad de México y Toluca, es grave y tiende a expandirse, advierte un estudio realizado por la Conagua y el Banco Mundial.

En torno a las siete presas almacenadoras de agua, indica la investigación “Cutzamala Diagnóstico Integral” publicado en julio de 2015, la erosión afecta la cubierta vegetal de bosque, reduce la zona de filtración pluvial y produce azolve en los embalses.

“En las últimas dos décadas, el agua de las presas del Sistema Cutzamala ha sufrido un deterioro significativo en su calidad, como resultado de la deforestación, la expansión de la frontera agrícola sin prácticas adecuadas de conservación de suelo y agua y el crecimiento de una población urbana y rural que no cuenta con servicios adecuados de alcantarillado y tratamiento de aguas residuales”, señala el documento.

PIDE EVITAR INVASIONES

Para preservar las óptimas condiciones del sistema hídrico, el estudio recomienda evitar la invasión de terrenos con vocación no agrícola, controlar los procesos de erosión, preservar los bosques y los suelos, cuidar los ecosistemas regionales, ordenar el crecimiento de las ciudades y sanear los cauces de los ríos tributarios del sistema de presas.

De lo contrario, se advierte, será inevitable un incremento de los problemas relacionados con el deterioro de la calidad del agua que, en general, aún es adecuada.

“La presencia de organismos, cianobacterias, generados por el creciente deterioro de la calidad del agua en las presas Valle de Bravo y Villa Victoria ya ha provocado en repetidas ocasiones que se recurra a métodos no considerados en el proceso de la potabilizadora.

“Por ejemplo, el uso emergente de carbón activado para atender el problema y proveer agua de calidad a los usuarios, de acuerdo con la norma”, precisa la investigación.

 AFECTA EL CAMBIO DE USO

También explica que en torno a Valle de Bravo, donde se sitúa la presa abastecedora más grande del Cutzamala, la cubierta forestal se enfrenta a cambios de uso de suelo, como la expansión urbana y los asentamientos rurales.

En Villa Victoria, donde está la segunda presa más grande del Sistema, la agricultura de temporal aumentó 20 por ciento a partir de 1980 con repercusiones específicas.

Las siete presas del Sistema Cutzamala son abastecidas por 120 kilómetros de canales, agua de manantiales, arroyos y lluvia, y en conjunto almacenan 790 mil millones de litros.