Internacional

Pide Seúl reforzar sanciones contra Corea del Norte

Por marzo 1, 2017 Sin comentarios

El presidente surcoreano en funciones, Hwang Kyo-ahn, pidió hoy reforzar las sanciones internacionales sobre Corea del Norte a raíz del supuesto asesinato con un arma química en Malasia de Kim Jong-nam, un incidente que Seúl atribuye a Pyongyang.

“El reciente asesinato de Kim Jon-nam ha revelado que el régimen norcoreano es verdaderamente brutal, temerario e inhumano”, dijo el primer ministro y presidente en funciones durante su discurso con motivo del 98 Día Nacional por el Movimiento de la Independencia.

“El mundo entero está enormemente conmocionado por un acto terrorista cometido en un aeropuerto internacional en un tercer país, con un arma química prohibida por la ley internacional”, afirmó Hwang.

El jefe de Gobierno en funciones añadió que Seúl trabajará con la comunidad internacional para “reforzar las sanciones y la presión sobre Corea del Norte, incluyendo a través de resoluciones de Naciones Unidas”.

En la víspera, el ministro surcoreano de Exteriores, Yun Byung-se, pidió “medidas extraordinarias” en todos los foros internacionales contra Corea del Norte, como una posible suspensión de sus derechos como miembro de Naciones Unidas, durante su intervención en la Conferencia de Desarme de la ONU en Ginebra.

Kim Jong-nam, hermano del líder norcoreano, Kim Jong-un, falleció el pasado 13 de febrero tras ser abordado por dos mujeres en el aeropuerto de Kuala Lumpur, donde supuestamente le frotaron el rostro con el agente nervioso VX, que lo mató minutos después de camino al hospital.

Los servicios de inteligencia de Seúl señalaron a Pyongyang como responsable del incidente desde que se conoció, mientras que las autoridades malasias detuvieron a dos mujeres como sospechosas del crimen y tienen previsto presentar cargos de asesinato contra ambas.

Además de las dos mujeres detenidas hace dos semanas, la indonesia Siti Aisha y la vietnamita Doan Thi Huong, la Policía malasia mantiene bajo custodia a un químico norcoreano, cuya detención preventiva expira el viernes.

La Policía malasia cree que cuatro norcoreanos reclutaron supuestamente a las mujeres para cometer el asesinato y huyeron a Pyongyang el mismo día del crimen.