Internacional

Por sobornos Teva pagará 519 millones de dólares a México, Rusia y Ucrania

Por diciembre 23, 2016 Sin comentarios

La empresa farmacéutica Teva pagará a EU 519 millones de dólares por el soborno a funcionarios en Rusia, Ucrania y México para que favorecieran la compra de sus productos entre 2001 y 2012, informó hoy el Departamento de Justicia del país norteamericano.

Según el Departamento de Justicia, Teva, el mayor fabricante mundial de productos farmacéuticos genéricos, y su filial en Rusia, acordaron pagar una sanción penal de 283.177.348 dólares en violación de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA).

La empresa farmacéutica también abonará una sanción civil a la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (SEC) de 236 millones de dólares, lo que supone una multa de poco más 519 millones de dólares para la empresa, con sede central en Israel.

Además, la empresa se comprometió a cooperar con la investigación sobre sobornos, mejorar su programa de cumplimiento, implementar rigurosos controles internos y mantener un monitor independiente de cumplimiento corporativo por tres años.

“Teva y sus filiales pagaron millones de dólares en sobornos a funcionarios gubernamentales de varios países e intencionalmente fallaron en implementar un sistema de controles internos que evitaría el soborno”, explicó la fiscal general adjunta de la División Criminal del Departamento de Justicia, Leslie Caldwell.

“Las empresas que compiten de manera justa, ética y honesta merecen una igualdad de condiciones, y seguiremos procesando a aquellos que socavan esa meta”, agregó Caldwell.

En México, la compañía farmacéutica admitió no haber implementado un adecuado sistema de controles contables internos y no cumplir con los controles en su filial del país.

Eso permitió el soborno de médicos empleados por el Gobierno para que prescribieran Copaxone desde al menos 2005, pese a los avisos de los responsables del desarrollo del programa de cumplimiento de anticorrupción de la compañía en Israel en 2009.

Según admitió la empresa, los ejecutivos de Teva y los empleados de su filial en Rusia pagaron sobornos a un funcionario de alto rango del Gobierno ruso con la intención de que usara su autoridad para incrementar las ventas del medicamento de la farmacéutica para la esclerosis múltiple Copaxone en la subasta anual de su Administración.

Este soborno se produjo al mismo tiempo que el Gobierno ruso pretendía reducir la cantidad gastada en costosos productos farmacéuticos extranjeros, como el de Copaxone de Teva.

Entre 2010 y hasta por lo menos 2012, conforme a un acuerdo con la compañía de envasado y distribución propiedad del funcionario del Gobierno ruso, Teva ganó más de 200 millones de dólares en beneficios de las ventas de Copaxone al Gobierno ruso.

Además, el funcionario ruso ganó aproximadamente 65 millones de dólares a través de márgenes de beneficio inflados concedidos a su empresa.

Teva también admitió haber pagado sobornos a un alto funcionario del Ministerio de Salud de Ucrania para influir en la aprobación, necesaria para comercializar y vender sus productos en el país, de sus productos, entre los que destacan el Copaxone y las insulinas.

Entre 2001 y 2011, Teva contrató al funcionario como “consultor de registro” de la compañía, le pagó un salario mensual y le proporcionó viajes, entre otros de objetos de valor, por un total aproximado de 200.000 dólares, a cambio de que usara su posición para influir en el registro gubernamental de sus productos.