Nacional

PRI sanciona a exgobernadores

Por diciembre 17, 2016 Sin comentarios

La Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI expulsó de ese partido a Tomás Yarrington, exgobernador de Tamaulipas, y suspendió los derechos como militante de Roberto Borge, exgobernador de Quintana Roo.

Además expulsó a tres colaboradores de Javier Duarte, exgobernador de Veracruz: Arturo Bermúdez Zurita, exsecretario de Seguridad Pública; Gabriel Deantes, exsecretario del Trabajo y José Antonio Chara Mansur, extesorero. En el caso de Yarrington, la Comisión consideró que vulneró sistemáticamente los estatutos del partido y el código de ética al cometer actos de falta de probidad durante su gestión. El órgano partidista indicó que el tamaulipeco fue señalado como autor de diversos actos de corrupción.

La sanción contra Borge, señaló el PRI en un comunicado, se adoptó en consideración de la gravedad de las acusaciones que enfrenta. “En el procedimiento sancionador iniciado por el militante Octavio Delgado Casillas en contra del exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, se determinó emitir la medida consistente en la imposibilidad para ejercer sus derechos de militante, hasta en tanto se resuelva el procedimiento iniciado en su contra”, apuntó.

Respecto a los colaboradores de Duarte, sostuvo que quedó comprobada su falta de probidad como militantes del PRI durante la pasada Administración estatal en Veracruz.

El partido ofreció seguir analizando los otros casos señalados por las instituciones del Estado mexicano y en los medios de comunicación.

Elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) catearon ayer tres inmuebles presuntamente vinculados al exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, ahora prófugo de la justicia.

El operativo se realizó en un desarrollo residencial ubicado en la Calle Amores número 1233, en la colonia del Valle de la Ciudad de México.

Las casas cateadas por los agentes de la AIC son de tres niveles, con estacionamiento en la planta baja y terraza en el último piso. Personal con taladros y herramientas especiales abrieron las las puertas de las tres propiedades.

Los residentes accedieron al desarrollo inmobiliario previa revisión de través de un filtro montado por los elementos del a PGR. Un grupo de abogados solicitó ingresar, pero lo dijeron que no se podía.

Elementos federales mantuvieron la vigilancia en la acera del acceso principal durante más de cinco horas.

El Universal