Internacional

Régimen sirio consuma caída de Alepo

Por diciembre 16, 2016 Sin comentarios

Tras años de cruentos combates de las fuerzas sirias y su aliados rusos contra las tropas opositoras al régimen de Bashar Al Asad y yihadistas del Estado Islámico, Alepo, la ciudad más grande de Siria, ha caído.

Un convoy de ambulancias y autobuses verdes que transporta al primer grupo de heridos y otros civiles sirios comenzó a abandonar el este de Alepo ayer, hecho que marca el inicio de la retirada del último enclave rebelde en esta ciudad sitiada.

La operación forma parte del acuerdo alcanzado el martes entre rebeldes y gobierno para que la oposición entregue el control de sus últimos territorios a Damasco.

La rendición de la zona oriental de la ciudad se produce después de una devastadora ofensiva aérea y terrestre del ejército de Bashar Al Asad y sus aliados para expulsar a la oposición tras cuatro años de dominio. Decenas de miles de civiles fueron desplazados por el conflicto.

Los planes de evacuación fracasaron el miércoles cuando se reanudó la violencia en la zona, elevando la posibilidad de que la guerra volviese a adueñarse de la ciudad, la mayor del país y que en su día fue su centro comercial.

El ejército de Rusia, un firme aliado de Asad, explicó que 20 autobuses y 10 ambulancias trasladarían a los rebeldes a zonas controladas por la oposición en la provincia de Idlib ayer jueves.

Damasco dio garantías de seguridad para todos los combatientes que quieran salir del enclave rebelde, agregó explicando que sus soldados monitorean la situación con drones.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), excluida del plan de evacuación según fuentes de la misma, aseguró que ayer todavía quedaban unos 50,000 civiles en Alepo, y alrededor de 7,000 rebeldes.

Antes del inicio de la guerra civil siria, Alepo sumaba más de dos millones de habitantes. Alberga un centro histórico considerado Patrimonio de la Humanidad que hoy se encuentra en ruinas.