Zidane: “Esto no es una vergüenza”

Por enero 20, 2021 Sin comentarios

“Gracias por decirme que no la he ganado”, soltó Zinedine Zidane con una media sonrisa en la previa del viaje a Alcoy cuando le recordaron que todavía no había levantado en toda su carrera la Copa del Rey. Ni como jugador ni como técnico. Es más, su depurado currículum guardaba un número nada despreciable de patinazos: el centenariazo del Deportivo en 2002, la derrota contra el Zaragoza en 2004 en el principio del final de la era galáctica y el Leganés en 2018. Y desde este miércoles también, el Alcoyano. En la visita a Alicante le esperaba una derrota que deja una cicatriz muy profunda en el Madrid solo una semana después de ser eliminado en semifinales de la Supercopa de España por el Athletic y con una situación precaria en Liga, a cuatro puntos del Atlético con dos partidos más.

Seguir leyendo

La pesadilla blanca: Toledo, Irún, Alcorconazo…

En los últimos años se han visto varios tropiezos del Real Madrid en la Copa del Rey, una competición que se le resiste por encima de las demás. Es el trofeo que menos veces ha levantado en el siglo XXI, solo dos, una en 2011 ante el Barcelona en el primer año de Mourinho, y otra en 2014, esta vez con Ancelotti también contra los azulgrana. El hoy técnico blanco, Zinedine Zidane, nunca la ha ganado ni en su etapa de jugador ni ahora como entrenador.

Han sido varias las finales perdidas por los blancos, pero más sonrojantes han sido las eliminaciones contra equipos de la categoría de bronce. Con la eliminación en Alcoy, el campeón de 19 Copas del Rey ha caído en cinco ocasiones contra equipos de Segunda B. La primera fue en la temporada 2000-01, ante el Toledo a partido único. Los manchegos dieron la sorpresa venciendo a los de Vicente del Bosque por 2-1. La siguiente fue en 2008: el Madrid se enfrentaba al Real Unión de Irún en los dieciseisavos y los vascos apearon al equipo dirigido por Bernd Schuster en una eliminatoria a doble partido. Primero, consiguieron la victoria en su casa por 3-2 y después ofrecieron un espectáculo en el Bernabéu. El 4-3 final les clasificó gracias al valor de los goles fuera de casa a pesar del empeño de Raúl, que logró tres goles aquel día. Raúl tampoco consiguió levantar nunca la Copa.

Al año siguiente sucedió uno de los mayores descalabros del Madrid en la historia reciente. El Alcorcón se cruzaba en su camino en la primera ronda de la Copa y nadie esperaba lo que ocurrió en el partido de ida en el estadio municipal Santo Domingo. Los alfareros sacudieron al Madrid con un contundente 4-0, el famoso Alcorconazo, en una noche que acabaría pesando demasiado a final de temporada para Pellegrini. A pesar del llamamiento a la afición, el partido del Bernabéu se resolvió con un insuficiente 1-0. El técnico chileno, que había batido el récord de puntos en Liga del Madrid, terminó destituido a final de año, con el partido del Alcorcón como uno de los argumentos principales. La última fue ante el Cádiz en 2016, pero por la alineación indebida de Cheryshev. Rafa Benítez, el entrenador de ese momento, fue destituido unas semanas más tarde para que Zidane ocupase su cargo.